PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Estilo de vida

Consejos de un All-Star de la NBA sobre etiqueta en viajes de lujo

Amar’e Stoudemire nos cuenta de sus consejos en viajes de lujo y que hacer como manejarse siendo una persona alta.

Amar’e Stoudemire
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bloomberg — Amar’e Stoudemire, de 38 años, es un jugador de baloncesto que ha sido seis veces All-Star de la NBA y ha pasado por cuatro grandes equipos, y ha trabajado como entrenador desde que se retiró. También ha incursionado en la actuación, el diseño de moda, la conexión entre el mundo del arte y el del deporte, la escritura de libros para niños y, ahora, su propia línea de vinos.

El primer lote de botellas se produjo en colaboración con una bodega de Israel. Recientemente, Stoudemire se ha expandido a los Estados Unidos mediante una asociación con dos bodegas Herzog Cellars de Paso Robles, de California, para producir Origin con uvas cabernet sauvignon de 2018. También es propietario de una granja de casi 75 hectáreas en el condado neoyorquino de Dutchess, Stoudemire Farms, que empezará a vender sus filetes Black Angus criados en pastos en el Union Square Greenmarket de Manhattan el mes que viene.

PUBLICIDAD

Antes de la pandemia, el empresario de Brooklyn (Nueva York) recorría unos 80.000 kilómetros al año, volando con American Airlines o de forma privada con XOJets, de la que es copropietario un amigo.

Cada vez que hace la maleta, Amar’e guarda espacio para lo espiritual, además de lo práctico

Siempre meto en la maleta mi antigua menorá de oro. La compré en Jerusalén, y es de tamaño pequeño, de viaje. Ayuda a la estética de mi habitación cuando llego a mi destino. Comenzó cuando jugaba en la NBA. Siempre tenía la menorá dentro de mis pertenencias con algunos libros que leía antes de empezar el partido, así que me ayudaba a relajarme antes de entrar en una batalla contra otro equipo de la NBA.

Cuando empecé a jugar fuera de EE.UU., empecé a llevarla conmigo a los partidos en carretera y luego cuando viajé a diferentes países en la temporada baja. Ha viajado conmigo a múltiples países y siempre está a la vista, dondequiera que esté, para recordarme la fuerza que se puede encontrar en la lucha. Esto me ayuda a soportar cualquier cosa.

PUBLICIDAD

Aparece como una mancha oscura en los rayos X del aeropuerto, pero no es afilada, como un arma, sino que tiene bordes redondos. (Los agentes de seguridad) preguntan: “¿Viaja con joyas?” y yo digo: “No, sólo mi menorá”.

Como muchos en la pandemia, ¿es la primera vez que vuela en avión privado? No haga esto

Seguro que no quieres ser el tipo que derrama vino tinto en esos asientos porque son muy, muy bonitos y afelpados. La alfombra podría ser de color crema. El vino blanco es estupendo, y el rosado está bien, pero tal vez quieras dejar de lado el vino tinto hasta que llegues a tu destino. Por muy delicioso que esté, guárdalo para la cena cuando aterrices.

Si vuelas en avión privado con otras personas, y eres un invitado, seguro que también querrás esperar a que el anfitrión embarque antes de hacerlo.

PUBLICIDAD
Este rincón de Italia, a menudo pasado por alto, es uno de los lugares felices de Amar’e

Mi primer viaje a Treviso fue cuando jugaba en los Phoenix Suns, y teníamos un campo de entrenamiento en Italia. Nos quedamos allí. Es injusto que esté tan fuera del radar (para mucha gente). Es una hermosa región vinícola. La mayor parte del tiempo yo era el único que iba a los viñedos, porque a muchos de los chicos no les gustan las cosas que a mí me gustan. Llevaba mi diario y material de lectura y hacía catas de vino.

Dos viñedos que me encantaban eran Fioravanti Onesti y San Gregorio en Valdobbiadene. Los restaurantes (de la zona) son simplemente increíbles. Aquí, en Estados Unidos, nos empeñamos en llamar a los restaurantes “de la granja a la mesa”, pero en Treviso, esa es la única forma en que los chefs crean sus menús, y obtienes los verdaderos sabores de la tierra que te rodea. El otoño en Treviso es sinónimo de coloridos radicchios, por ejemplo. Es tranquilo, silencioso y relajante. Puedes encontrarte realmente a ti mismo y simplemente contemplar la naturaleza y beber los vinos y disfrutar.

¿Demasiado alto para el asiento del avión? Esto es lo que hay que hacer

Si el asiento es más pequeño de lo que esperas o de lo que quieres, y midiendo 2,08 metros, seguro que te falta mucho asiento (incluso en clase ejecutiva o primera clase). Tienes que encargarte de ponerte lo más cómodo posible para superar la incomodidad del asiento. Así que en un vuelo largo, querrás acurrucarte y optar por la opción (asiento tumbado) lo antes posible. Puedes tomar el ángulo lateral y doblar un poco las piernas, y así estarás bien arropado. Ponte el (pijama), ponte las zapatillas que te dan.

PUBLICIDAD
¿Listo para gastar en la suite del penthouse? Sigue la regla de Stoudemire

Le Meurice en París fue el hotel más extravagante en el que he estado. La habitación en la que me alojé era el penthouse que Jay-Z y Beyoncé suelen alquilar. Es un penthouse precioso porque tienes vistas a todas las azoteas; en París no se puede construir a partir de cierta altura. Se ve toda la ciudad. Y sabes lo grande y hermoso que es París, así que es uno de esos momentos. Es entonces cuando quieres el penthouse, cuando estás en una ciudad que no es de gran altura, para poder ver todo, no la oficina de alguien al otro lado.

Un elefante en el Parque Nacional Kruger, Sudáfrica. Fotógrafo: Cameron Spencer/Getty Images Europe
El único recuerdo que vale la pena enviar a casa

Soy coleccionista de arte, y eso es lo que compro como recuerdo. Cada vez que veo un cuadro bonito, invierto en él y me lo llevo a casa. Es hermoso ver las diferentes culturas a través de su arte. Es una pausa en la historia.

Mi compra favorita es una escultura: mide 60 cm de ancho y unos 30 cm de largo, y está hecha de hierro, con una cabeza de león. Pesa unos 5 kilos y es muy, muy detallada. Lo compré en Johannesburgo. Hay leones por toda Sudáfrica, donde si vas a un safari, que ya hice antes, cerca de Ciudad del Cabo, ves a los leones al aire libre, disfrutando de la vida”.

Su escapada tropical favorita está en la costa de África

Las Islas Canarias son hermosas porque son muy tropicales. Hay muchos colores, y está frente a la costa de África. Me alojé en el Iberostar Heritage Grand Mancey, justo enfrente de uno de los principales parques de Tenerife. Me encantó conocer el parque, el Parque García Sanabria. Estaba allí por trabajo porque jugaba en la Euroliga, y teníamos un partido allí. Pude disfrutar del ambiente tanto de la ciudad como de los aficionados.

PUBLICIDAD