Todo el mundo ha oído hablar y ha visto fotos del robot doméstico de Amazon.com Inc. de US$1.000. Pero ese no ha sido el mayor lanzamiento.

Amazon en el Show de Juegos de Tokio
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Todo el mundo ha oído hablar y ha visto fotos del robot doméstico de Amazon.com Inc. de US$1.000. Pero ese no ha sido el mayor lanzamiento de un producto por parte de la empresa esta semana. Mucho más importante, y con ramificaciones más amplias para el negocio de Amazon, es New World, el primer gran éxito de la compañía en materia de videojuegos.

El gigante de la tecnología lanzó discretamente este juego de rol en línea el martes. Para sorpresa de muchos (incluida probablemente la propia empresa), New World está resultando un enorme éxito. En el primer día, batió récords de popularidad y alcanzó más de 700.000 jugadores simultáneos, desbordando los servidores de Amazon. En este momento, los clientes tienen que hacer horas de cola sólo para entrar en una sesión de New World.

PUBLICIDAD

Claramente, Amazon no esperaba tanta demanda. La ironía de que el propietario de Amazon Web Services tuviera un problema de capacidad no pasó desapercibida para los jugadores, que inundaron los foros en línea con quejas.

Sin embargo, en última instancia, esta es una gran noticia para Amazon y una mucho más importante que su robot Astro, que también se dio a conocer el martes. Francamente, es desconcertante que el robot esté recibiendo tanta cobertura de prensa. Puede realizar tareas básicas de monitoreo en el hogar, pero eso es todo. Sin brazos, Astro no puede recoger nada ni limpiar como los muchos robots aspiradores del mercado. Esencialmente, es una tableta sobre ruedas con un asistente de reconocimiento de voz de Alexa.

La tecnología parece ser incipiente o, peor, no estar lista. Un ingeniero que trabajó en Astro le dijo a Vice que las capacidades del robot eran defectuosas y que probablemente se caería por las escaleras. No es de extrañar que Amazon venda cantidades limitadas del robot con intención de prueba y solo por invitación.

PUBLICIDAD

New World, por otro lado, es un éxito instantáneo. Llega después de una serie de fallas de juegos de alto perfil para la compañía, desde la cancelación del juego de deportes Breakaway en 2018 hasta el fiasco el verano pasado de Crucible, su primer lanzamiento de gran presupuesto. Si el lanzamiento de New World hubiera fracasado, Amazon podría haberse visto obligado a renunciar por completo a los juegos, una posibilidad desastrosa dado que la industria de los videojuegos es una de las pocas grandes verticales tecnológicas que quedan. Se trata de un mercado de US$176.000 millones que puede mover la aguja incluso para la compañía del billón de dólares.

Afortunadamente, los esfuerzos de Amazon en materia de juegos se han revitalizado. Como muchos otros, todavía no he podido jugar al juego. Pero sí probé una versión previa al lanzamiento a principios de este mes y me impresionó su diseño y su sólida mecánica de juego.

Esto es sólo el principio. Como juego multijugador masivo en línea, New World necesitará un flujo constante de nuevos contenidos para mantener el interés de los jugadores. Pero Amazon ha hecho por fin lo más difícil al atraer a una gran audiencia de jugadores. Ahora tiene una oportunidad real de convertirse en una fuerza importante del entretenimiento interactivo.