PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Estilo de vida

Rolls-Royce dejará de fabricar autos de combustión interna a finales de la década

En 1900, Charles Rolls condujo un auto eléctrico llamado Columbia y lo declaró “ideal”, según los registros de Rolls-Royce.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — En nueve años, Rolls-Royce dejará de vender vehículos que funcionan con gasolina, según anunció su CEO, Torsten Mueller-Oetvoes. El primer automóvil de la cartera de productos totalmente eléctricos de la empresa, la berlina Spectre, llegará en el cuarto trimestre de 2023.

Con este nuevo producto, establecemos nuestras credenciales para la electrificación completa de toda nuestra cartera de productos para 2030″, dijo Mueller-Oetvoes. “Para entonces, Rolls-Royce ya no estará en el negocio de producir o vender ningún producto con motor de combustión interna”.

PUBLICIDAD

Mueller-Oetvoes describió la noticia como la decisión más importante en la historia de la marca desde que Charles Rolls y Henry Royce acordaron construir autos juntos el 4 de mayo de 1904.

Desde su creación, Rolls-Royce ha estado a la vanguardia de la tecnología de los potentes motores V12 y de la excelencia silenciosa y suave para los clientes más ricos y exigentes del mundo. Muchos de sus modelos más icónicos, desde los primeros Rolls-Royce Phantom hasta el moderno Cullinan, emplearon la famosa tecnología de motor de combustión de 12 cilindros de la compañía. Todavía en 2019, Mueller-Oetvoes decía que mantendría el V12 “mientras sea posible”.

Durante una entrevista en Bloomberg TV tras el anuncio, ese mensaje cambió: “Iremos a lo eléctrico: encaja perfectamente en la marca, es igual de silencioso como nuestros grandes motores de 12 cilindros”, dijo.

PUBLICIDAD

Aunque el Spectre será el primer auto eléctrico de producción de Rolls-Royce, la marca ya había experimentado anteriormente con un Phantom totalmente eléctrico llamado 102EX en 2011; un prototipo 103EX eléctrico le siguió en 2016. Actualmente, Rolls-Royce no ofrece ningún vehículo híbrido en el marco de una flota que incluye el sedán Phantom, el SUV Cullinan, el sedán Ghost, el coupé Wraith y el descapotable Dawn.

El motor eléctrico era un concepto familiar incluso para los fundadores de Rolls-Royce: La primera empresa de Henry Royce, llamada F. H. Royce and Co., creó dínamos, motores para grúas eléctricas y accesorios para bombillas tipo bayoneta. En 1900, Charles Rolls condujo un auto eléctrico llamado Columbia y lo declaró “ideal”, según los registros de Rolls-Royce.

Pero Royce señaló que el auto eléctrico no se impondría hasta que se pudiera establecer una red de recarga. Muchos sostienen que ese momento aún no ha llegado: Los vehículos de BMW se cargan en la red de EVgo, que sólo cuenta con 800 cargadores rápidos en todo el país. (Es de suponer que el Rolls-Royce Spectre cargaría en una instalación doméstica bien equipada en lugar de recurrir a la indignidad de cargar en público con las masas).

PUBLICIDAD

No se conocen más detalles sobre el Spectre, ni siquiera su precio. Aunque los primeros rumores apuntan a que el nuevo vehículo podría compartir motores con el i7 de BMW, un portavoz tampoco quiso hablar del tren motriz del próximo vehículo. En declaraciones a Bloomberg TV, Mueller-Oetvoes confirmó que el modelo eléctrico tendrá la misma construcción “artesanal” que todos los Rolls-Royce convencionales.

“Nadie aquí en Goodwood tiene que preocuparse por su trabajo”, dice. “Estará totalmente integrado aquí en Rolls-Royce en Goodwood. Estamos bien provistos de todos los semiconductores que necesitamos. Estamos sentados en una cartera de pedidos tan fuerte como nunca la he visto”.

Las novedades de Rolls-Royce servirán para seguir el ritmo de su empresa matriz, BMW AG, más que cualquier otra cosa. BMW presentó recientemente su primer SUV totalmente eléctrico, el BMW iX, que comenzará a entregarse en marzo de 2022. Pronto empezará a entregar también su berlina i4 totalmente eléctrica. A principios de este mes, el fabricante de automóviles elevó el monto de sus pedidos de baterías a US$24.000 millones para seguir el ritmo de la creciente demanda de coches eléctricos. Durante el primer semestre de 2021, los vehículos eléctricos representaron el 11% de las entregas del grupo.

PUBLICIDAD

Mientras tanto, su rival Bentley ha anunciado que sacará un vehículo totalmente eléctrico en 2025. Bentley lleva años vendiendo vehículos híbridos.

El Spectre se basará en la arquitectura de aluminio de la berlina Rolls-Royce Phantom, de US$455.000, y se ha diseñado como base de todos los próximos autos de Rolls-Royce. La compañía dice que actualmente está llevando a cabo pruebas a lo largo de 2,5 millones de kilómetros mediante los ingenieros de la empresa para garantizar su indestructibilidad, una simulación que se aproxima a “400 años de uso”. Se trata de una auténtica caza de huevos de Pascua para los amantes del orgullo de Goodwood, ya que los autos serán probados a “plena vista” en la vía pública por los empleados de Rolls-Royce, dijo Mueller-Oetvoes.

Mientras que la tecnología de los vehículos eléctricos ha neutralizado los autos de otras marcas, convirtiéndolos más en aparatos de transporte que en máquinas de conducción, los Rolls-Royce, conocidos por la suavidad de su marcha, destacarán naturalmente con la energía de las baterías, continuó. “Esto no es un prototipo, es la realidad”.

Con la asistencia de Stefan Nicola.

PUBLICIDAD