Economía

Viene financiamiento sostenible para pequeños negocios en Colombia

Hasta ahora en el país la financiación verde o social se ha enfocado en proyectos de empresas grandes. Se busca masificar el acceso a esta financiación.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Bogotá — El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) estima que en Colombia hay alrededor de 2,5 millones de negocios en Colombia, una gran porción de ellos son pequeños y su acercamiento con el mercado de capitales es muy reducido.

Por cuenta de la pandemia un número importante de empresas en el país se vio afectado por las cuarentenas estrictas y apenas comienzan a salir de apuros en medio de la reactivación económica del país.

Carlos Iván Villegas presidente de Tuya Compañía de Financiamiento, firma que tiene una cartera de créditos de $3 billones y que maneja alrededor de tres millones de clientes, habló con Bloomberg Línea para explicar cuáles son los planes futuros de la empresa, sus planes de inversión y la visión que tienen de la realidad económica nacional.

Ver más: Hay 2,5 millones de negocios en Colombia, ¿de qué son y en dónde están?

Villegas asegura que “para proyectos de transformación digital en el 2022 se tienen previsto ejecutar un plan de inversiones por alrededor de $100 mil millones, y las inversiones del negocio total pueden estar alrededor de los $450 mil millones para el próximo año”.

El ejecutivo explicó que la cartera de créditos de la compañía no se resintió en el 2020 y asegura que los planes de alivio diseñados por la Superintendencia Financiera fueron muy adecuados para evitar un colapso. “Tuvimos casi un 30% de cartera con alivios y eso fue acompañamiento a cerca de un millón de clientes, pero tuvimos un mecanismo que fue no irnos a alivios muy largos sino tener un acompañamiento a los clientes. El PAD ya terminó y ahora es cuando vamos a ver qué viene, hay que darle unos seis meses para ver cómo evoluciona todo, pero nuestra cartera no alcanzó a tener el deterioro que se pronosticaba y eso fue porque se diseñaron medidas adecuadas y oportunas”.

La compañía ya ha logrado consolidarse entre clientes que ganan entre uno y dos salarios mínimos legales, pero estudian las alternativas para promover el ahorro entre sus clientes, para lo cual podrían llegar nuevos productos en el corto plazo.

Estudios recientes muestran que el ahorro en Colombia es uno de los temas pendientes. Por ejemplo, en términos de conocimientos para la toma de decisiones que impactan la vida financiera, los resultados de las más recientes pruebas del Programa Internacional de Evaluación de los Alumnos (PISA) arrojaron que los jóvenes colombianos no cuentan con las bases suficientes en educación financiera, de manera que en la última medición realizada Colombia ocupó uno de los últimos lugares en este componente de evaluación.

Ver más: El uso de productos financieros en Colombia es pobre pese al acceso

Según el Índice de Inclusión Financiera del Grupo Credicorp, el 79% de los colombianos no ahorró durante el último año y un 10% emplea medios informales como alcancías o lugares dentro de la casa para hacerlo.

Dicho estudio confirma que el conocimiento no se traduce en uso ya que, aunque el 85% de los colombianos está familiarizado con productos formales de ahorro y crédito, el 43% no emplea los primeros y el 68% no usa los segundos. También, otro dato relevante indica que un 30% expresa que no le interesa y/o no necesita del sistema financiero.

Villegas explicó que “estamos explorando qué opciones de ahorro podemos ofrecerles a nuestros clientes. Un ahorro que pueda arrancar desde los $500 mil, que podrían ser cuentas de ahorro remuneradas, seguramente digitales; y la otra opción, es de CDT digitales de bajo monto, lo determinaremos con los clientes”.

Democratizar la financiación sostenible

Las entidades del sector financiero han sido las más activas en el mercado de capitales en lo referente a la colocación de deuda temática.

Las entidades del sector financiero han sido las más activas en el mercado de capitales en lo referente a la colocación de deuda temática.

Las emisiones de deuda de estas características, es decir, la asociada a criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo, entre otros, siguen creciendo a buen ritmo en Colombia.

Ver más: Entidades financieras, las que más colocaron bonos verdes en Colombia desde 2017

De acuerdo con la comisionista, Casa de Bolsa, parte del Grupo Aval del banquero Luis Carlos Sarmiento, desde 2017 hasta la fecha, se han realizado 11 emisiones temáticas por un monto mayor a $3,5 billones, registrando demandas de más de $7,8 billones.

Según un análisis de la firma, en lo corrido de 2021, ya se ha colocado deuda temática por más de $880.000 millones, registrando demandas mayores a $1,5 billones.

El presidente de Tuya reconoce que la compañía de financiamiento está explorando la alternativa de salir al mercado de capitales a financiar parte de los $450 mil millones que planea invertir el próximo año.

“Estamos explorando, nos llaman la atención los bonos híbridos, que pueden ser verdes o sociales. Básicamente lo que haríamos con esos recursos es ofrecer nuevas alternativas, y eso puede ser habilitando nuevos productos, hay una necesidad grande de microcréditos para empresarios pequeños, estamos viendo cómo conectar eso a nuestros clientes, puede ser a través de un producto nuevo”.

Y agrega que “lo que hemos explorado es que esto puede ir dirigido al pequeño tendero, al que tiene la tienda de barrio, o a hoteles y restaurantes pequeños que quizá no tengan un acceso tan sencillo a crédito. Estamos evaluando cómo llegar a ellos de la mejor manera porque quizá una tarjeta de crédito no sea la mejor manera, estamos viendo qué tipo d línea de crédito. Cuando uno analiza el mercado colombiano se da cuenta que hay millones de tiendas y de negocios de este tipo”.

Pero los planes para democratizar el acceso a crédito van incluso hacia los sistemas de transporte. A través de la alianza que tiene con TransMilenio para la recarga de tarjetas Tullave, la compañía busca la opción de ofrecerles crédito a los usuarios de dicho sistema. “Es un mercado muy interesante, antes de la pandemia TransMilenio movilizaba 5 millones de pasajeros, entonces son nichos que podemos explorar para ofrecerles la mejor línea de crédito a través de las alianzas que tenemos”.

Villegas es optimista con la reactivación económica, destaca que se ve reflejado en el comportamiento de los consumos con tarjeta de crédito. Asegura que el sector financiero fue solidario al aceptar la sobretasa de renta que se impuso en la reforma pasada y refrendada en la recién aprobada por el Congreso de la República, pero advierte a la vez que es nocivo que permanezca permanente. “Ojalá esto no le quite competitividad al sector financiero, y que tampoco lo terminen pagando los consumidores, pero lo grave es que entre más estrecho el margen menos personas acceden. Se corre el riesgo de que muchos colombianos se queden por fuera”, concluye.

Finalmente, sostiene que la Ley de Borrón y Cuenta Nueva puede ser una buena alternativa para los consumidores, pero advierte que la reglamentación será clave para enviar el mensaje correcto y debe tener límites para que no se vuelva una constante que promueva malos hábitos de pago.